DIV04

Usted está aquí: Saltar la barra de navegación de las migas Cuarta División del Ejército Nacional / NOTICIAS / Crónica de «Colombianita», fan de las Fuerzas Militares

Fin barra de navegación de las migas


Crónica de «Colombianita», fan de las Fuerzas Militares

04 de mayo de 2020

Se hace llamar así por ese espíritu henchido de amor por los soldados de Colombia, el tricolor corre por sus venas y brota a flor de piel
Esta mujer menuda y atlética, de amplia sonrisa, es una nacional entre miles de compatriotas que admira y agradece lo que hacen los héroes de Colombia. Un trabajo que encuentran respuesta visible en el último informe de la empresa Gallup, donde se llega a una favorabilidad del 85 % hacia las Fuerzas Armadas y de Policía. Colombianita es la representación a viva voz de la población civil que entiende el sacrificio del soldado colombiano, su tesón, entrega y corazón.

Gloria Bayona Lemus, llanera por adopción, con 60 años de vida, recuerda que desde niña sintió un afecto especial por los soldados, cuando por primera vez vio un comercial de televisión, en el que invitaban a prestar el servicio militar; desde momento la imagen del soldado quedó grabada para siempre en su corazón, hasta el punto de orar diariamente por su protección, de llorar con ellos su dolor y celebrar en los momentos de gloria.

Vibra con el himno nacional de Colombia, y sabe de memoria su coro y doce estrofas, así como la oración patria, oración que recita y canta con todo respeto. Ella ha participado en más de 115 carreras como atleta, muchas de las cuales han sido organizadas por los héroes militares, y siempre ha levantado la bandera de Colombia, como un lanza más. Colombianita personifica lo que siente su corazón de pies a cabeza.

Hoy más que nunca, en tiempo de pandemia, los admira mucho más, «Ellos están en todas partes, exponiendo su vida en esta guerra fria, cuando la mayoría estamos en casa, los vemos en las vías, en los barrios, en las calles, en los ríos, selvas y montañas, protegiéndonos y ayudándonos», expresa Colombianita.

Guarda como un tesoro todos sus encuentros, y conserva manillas, fotografías, cachuchas y camisetas, entre otros recuerdos que le han regalado sus héroes. Ella está en primera fila en cuanto evento y actividad hay, no se pierde desfile , ni parada militar, los anima con frases llenas de cariño y amor, y ni se diga en redes sociales, donde aplaude todas sus hazañas.

Es que un soldado de colombia es disciplinado, aguerrido, pero sobretodo generoso; así lo demuestran las cifras de la Séptima Brigada, en el departamento del Meta: en acciones de apoyo humanitario, 150.000 personas beneficiadas, más de 20.000 mercados entregados, 21 toneladas de alimentos, 309 puestos de control y más de 70.000 personas beneficiadas de jornadas de acción y prevención.

Hoy ella rinde tributo a sus héroes, y con un gesto sincero y humilde se acercó a ellos a darles las gracias, abrazándolos por tanto que dan, y animándolos a continuar, no sin antes decirles que también se cuiden y protejan... Gloria, gloria al soldado y que su fama corra...